NO GLITTER, NO PARTY

Me encanta el espíritu de la navidad. Supongo que como a muchos, me llegan sentimientos de cariño, nostalgia y felicidad. Y si no los tienes, la televisión nos los recuerda constantemente: siempre dan películas súper antiguas o románticas “creadas” para estas fechas, los telediarios muestran las llegadas de los familiares que vuelven a casa por navidad, los anuncios están pensados para llegarnos al corazón y hay programas que engloban todos los mejores momentos de los programas a lo largo del año. En estos días donde la comida y las sobras de las comidas inundan nuestro estómago, nos gusta estrenar para la fiesta de nochevieja. Da igual si vas a quedarte en casa. Estarás sentada en el sofá con una copa en la mano pero vestida para salir a matar. Hay que entrar en el año con buen pie. Y para ello son necesarios los brillos, las lentejuelas y la purpurina. ¡Feliz Navidad! Gracias por vuestros comentarios.

I love the spirit of Christmas. I suppose like many people, I get feelings of affection, nostalgia and happiness. And if you do not have them, television reminds us constantly: they always give super old or romantic films “created” for these dates, the news shows the arrivals of relatives who come home for Christmas, the ads are designed to reach the heart and there are programs that encompass all the best moments of the programs throughout the year. In these days, where food and leftover foods flood our stomach, we like to brand new for the New Year’s Eve party. It does not matter if you stay at home. You’ll be sitting on the couch with a drink in your hand but dressed to go out and kill. You have to enter the year with a good foot. And for this you need the glitter, the ‪paillette‬ and the glitter. Merry Christmas! Thanks for your comments.

Fotografía: Armónico Studio

Si la vida es una fiesta ¡sácame a bailar!

Deja un comentario